Universidad Filadelfia de México


Nuestra denominación Filadelfia tiene origen en raíces griegas, cuyos componentes léxicos son: philein (amar) y adelphos (hermano), más el sufijo -ia (cualidad), con lo cual nuestra principal característica es: desarrollar la cualidad de despertar el amor de fraternidad entre todos los integrantes de nuestra comunidad universitaria.

Somos una casa de estudios que a lo largo de 26 años hemos logrado consolidar una reputación y respeto dentro de la gama de instituciones de educación en el estado de Veracruz.

En la Universidad Filadelfia de México tenemos un compromiso real con la responsabilidad ética, entendiendo que esto significa conducirnos bajo normas y principios que ayudan a la buena convivencia de la comunidad universitaria incluyendo su interacción con la sociedad en general.

El enfoque de nuestra institución es formar estudiantes con una educación universitaria de calidad que responde a las necesidades de un mundo con apetito tecnológico, manteniendo nuestra convicción de reforzar actitudes y valores.

En esa línea de acción, hemos contribuido con la entidad veracruzana a través de egresados con un alto nivel profesional, capaces de generar cambios positivos en su entorno, debido a su preparación integral centrada en valores cumpliendo con nuestro propósito fundamental que expresamos en nuestro lema “Formar Líderes con Espíritu de Servicio”.

Estamos comprometidos con la sociedad, ya que además de habernos establecido con nuestro campus en la ciudad de Xalapa hemos incursionado para aportar nuestra experiencia educativa en pro del desarrollo en otros municipios al abrir las sedes de Papantla, Perote y Ciudad Alemán.

Nuestra principal fortaleza es la probada experiencia en el diseño de planes de estudio, y la respaldamos con un cuerpo docente y administrativo que a lo largo de los años ha logrado compenetrarse con nuestra visión y cuyo aporte ha logrado que nuestra institución crezca de forma integral.

Nuestro enfoque es guiarnos por un modelo educativo humanista que implica promover en nuestra comunidad universitaria un cambio de la actitud para llevar a la acción los conocimientos y saberes significativos en congruente diálogo con lo local y lo global.
×